TORONJO

101Continuamos con el  Capítulo 42 de nuestra serie 101 ARBOLES DE YUCATAN, traducida del libro del autor JIM CONRAD: TORONJO

toronja1

Por ahí de Noviembre cuando las lluvias ceden a la temporada de secas, es bonito ver toronjas grandes, redondas y amarillentas entre las ramas de verde obscuro en árboles junto sombreadas casas en los pequeños pueblos. La imagen previa muestra una rama típica. Las toronjas, al igual que las naranjas y limones, son cítricos, lo cual significa que pertenecen al género Citrus. Los Toronjos son Citrus x paradisi. Las hojas del Toronjo tienen “peciolos alados” por lo que aparentan estar articuladas en sus bases como se muestra a continuación:

toronja2
La toronja que encontramos en los hogares Mayas tienden a tener una cáscara más gruesa y más semillas que las que encontramos en los supermercados, como muestra la siguiente imagen.

toronja3
Dada esa cáscara tan gruesa, tanta semilla y la pulpa relativamente seca, vale preguntarse si los Toronjos que hoy en día vemos en aldeas Mayas provienen de aquellas traídas por los Españoles durante la colonia, mucho antes de que se produjeran las variedades más jugosas, con menos semillas y cáscara más delgada.
Apostaría que los pueblos Mayas son buenos lugares para encontrar viejas variedades, incluso algunas que se podrían estar extinguiendo ante la popularidad de las variedades más modernas. Y quizá estas variedades resisten mejor a enfermedades, o nos ofrecen sabores o texturas que las nuevas variantes no tienen.
Ya mencionamos que le nombre científico del Toronjo es Citrus x paradisi. La “x” a medio nombre significa que se trata de un híbrido. Es decir, no existe un “toronjo silvestre” del que evolucionaron los toronjos actuales.
Los primeros Toronjos se dieron en el siglo XVIII en Barbados, cuando un Naranjo, Citrus x sinensis, fue cruzado con un Pomelo, Citrus maxima. Ambos padres son originarios del sur de Asia. Y de nuevo esa x en el nombre del Naranjo nos indica que los Naranjos mismos son también híbridos.
Los estudios científicos demuestran que compuestos de la toronja aumentan la eficacia de ciertas medicinas, particularmente aquellas conocidas como Estatinas. Esto se descubrió cuando murieron de sobredosis personas que tomaban estas medicinas y habían comido toronja. El jugo de toronja también puede interferir con la Etoposida, utilizada en la quimioterapia; con algunos beta-bloqueadores utilizados para tratar la hipertensión; y con la Ciclosporina, que es tomada para evitar el rechazo de transplantes.
¡El jugo de toronja es cosa seria!

Texto de Jim Conrad.

Traducción de David Nuñez.

Fotos de Jim Conrad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s