DE LAGARTIJAS Y MURALLAS

headerRN

 

Saliendo de mi casa me topé con una escena extraña. Una flaca lagartija de un verde impresionante atravesaba la calle corriendo erguida sobre dos patas. Su cuerpo media unos 15 cm de largo, y su cola por lo menos otros 30 cm. Se trataba de un Toloque Verde (Laemanctus serratus), pero nunca había yo visto uno tan bello. Pero lo que me llamó tanto la atención más bien fue su comportamiento. Al llegar a mi lado de la calle, brinco de contra la nueva barda del vecino en un intento frenético de superarla. Le faltaron unos dos metros y medio de altura a su brinco e hizo un intento desesperado por trepar esa pared, pero la superficie plana y lisa se lo impidieron. Cayó al piso, retrocedió quizá medio metro y contempló la pared con una expresión que solo pude interpretar como frustración e incomprensión. Volteaba para arriba, y hacia a los lados, como intentando comprender como resolver este problema. Después regreso al otro lado de la calle y tomando vuelo, volvió a lanzarse con todo contra esa muralla. La escena se repitió varias veces, y por fin decidí que debía regresar a casa por la cámara.

Cuando volví a salir, dos señoras mayores contemplaban el mismo espectáculo que yo había presenciado poco antes. Al acercarme con la cámara, el Toloque huyó hacia unos arbustos. No se como explicarlo, pero me consta que aves y peces saben cuando traigo la cámara. Y parece que este reptil comparte esa habilidad. Las señoras siguieron su camino. Y yo ilusamente me puse a buscar una lagartija verde entre arbustos verdes. Para mi sorpresa, pronto dí con la criatura, y hasta se dejó fotografiar. Pude acercarme bastante. Tome unas cuantas fotos, y luego simplemente la observé.

tolok1_Fotor

No pude evitar preguntarme, que es lo que busca esta lagartija del otro lado de esa barda. Hace un par de meses que comenzaron la construcción en lo que antes era un lote baldío. La pared lleva ya algunas semanas, pero apenas la enlucieron hace un par de días. Me imagino que antes aún se podía trepar, y ahora obviamente está frustrado el animal. Desconozco como viven los Toloques- si habrá dejado familia del otro lado, o simplemente buscaba un alimento preferido. Quizá allá tenía una cueva que hacía de su hogar. Es imposible saber que le ha quitado la barda a esta criatura.

Ya antes había yo pensado en lo absurdo de esas bardas tan altas del vecino. Son por lo menos un metro más altas que la reja que antes nos separaba. Pero ahora me doy cuenta del impacto que tienen nuestras paredes sobre todas las criaturas rastreras. Antes por lo menos las bardas de piedras o las rejas permitían el libre tránsito a algunas otras criaturas- lagartijas, ardillas, escarabajos, etc. Pero estas murallas altas, imposibles de trepar, destierran para siempre a los que quedan fuera, y condenan al encierro a quienes quedan adentro.

Me pregunto, ¿con que derecho interrumpimos, trastornamos y acabamos con tantas vidas al tomar posesión de un terreno? No digo que vivamos a la intemperie, obviamente no tiene nada de malo que construyamos nuestras casa. Pero, ¿no deberíamos por lo menos reconocer el impacto de nuestras obras sobre otros seres vivos? Y contemplándolo, ¿porqué no hacer lo posible por minimizar las molestias que causamos a nuestros vecinos no-humanos? ¿Porqúe no dejar una apertura de unos cuantos centímetros a nivel del piso para darle paso a estas criaturas? ¿Que nos cuesta? ¿Que necesidad de que nuestras bardas sean infranqueables hasta para las lagartijas? ¿Y de una vez, porqué no dejar más árboles y arbustos? ¿Cual es la necesidad de talar todo lo verde y reemplazarlo con césped y plantas compradas en el vivero? No sería mejor apreciar lo que ya hay, y hacer un esfuerzo por conocerlo.

Nunca antes había visto una lagartija como esta. Dudo volverla a ver. Y lo que es mas, dudo poderla olvidar.

tolok2_Fotor

David Nuñez es biólogo, fotógrafo y autor de   varios libros sobre la fauna del Caribe Mexicano, así como miembro fundador de  Mexiconservación.

3 responses to “DE LAGARTIJAS Y MURALLAS

  1. Totalmente de acuerdo contigo. Yo elegí vivir en espacios abiertos y no cerrar pasos. Más de alguno podría vivir o ser asesorado por una inteligencia ecológica que nos haga reconocer a esa unidad de la que formamos parte. Gracias por tus escritos. Me gusta mucho tu estilo

    Enviado desde mi iPhone

    > El 06/05/2014, a las 09:09, mexiconservacion escribió: > > >

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s